lunes, 23 de marzo de 2015

Cómo encontrar trabajo si tienes más de 45 años


El colectivo de desempleados mayores de 45 años agrupa en España a algo más del 42% del total de los casi seis millones de parados, según elInforme Estatal del Mercado de Trabajo de los mayores de 45 años en 2014, editado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Un dato poco alentador para quien ha superado esa edad y está en proceso de búsqueda de empleo. Si este es tu caso, no te desesperes: hay salidas, y hay que intentarlas todas. Repasamos algunas fórmulas que pueden dar resultado en el actual mercado laboral.

Reinvéntate, monta tu propio negocio. “A mi nadie me contrata ya a mis 54 años y tras más de tres años en el paro, ya no puedo perder más tiempo esperando un trabajo; el trabajo me lo tengo que inventar yo”, dice Carlos Suárez, que ha trabajado de comercial y ha regentado un negocio de papelería y otro de material informático y que ahora, tras un largo periodo enviando currículums y presentándose a pruebas de selección para los más diversos empleos, ha decidido volver a poner en marcha un negocio propio: “No sé si esta vez conseguiré un éxito duradero, pero lo que tengo claro es que tengo que intentarlo”, asegura. Como él , son muchos los que se están animando a convertirse en autónomos, especialmente en negocios que no requieren una gran inversión y que pueden hacerse desde casa. Todo lo que tenga que ver con la tecnología y las redes sociales es una buena opción, pero sin olvidar cosas tan tradicionales como las labores de punto o ganchillo, que están viviendo una nueva época dorada y que, hoy por hoy, puedes hacer en el salón de tu casa y vender a través de tu propia web a clientes de cualquier parte del mundo. La fórmula sirve para cualquier tipo de producto artesano: ropa y canastillas de bebé, bolsos de fieltro, bisutería… el abanico es enorme. Solo hay que dar con algo original.
Demuestra tu capacidad de adaptación y de aprendizaje. Si no te animas a poner en marcha tu propio negocio, debes ser capaz de adaptarte a lo que el mercado laboral exige. Si te has quedado atrás en el manejo de Internet y el uso de las redes sociales o necesitas mejorar tu nivel de inglés, este es el momento de reciclarte. Ten en cuenta que, en tu misma situación hay decenas de miles de parados con los que competir por un puesto, además de los que son mucho más jóvenes que tú, así que debes mostrar tu capacidad de adaptación y aprendizaje si quieres tener opciones de que te contraten. Los datos son poco alentadores: el 73% de las empresas admiten que no han contratado a ningún trabajador mayor de 45 años en el último año, según un informe de Infojobs. Aunque casi todos argumentan que la razón para no contratarles no ha sido la edad, sino en “el desconocimiento de idiomas y el uso de la tecnología” además de “los hábitos adquiridos a lo largo de su práctica profesional”. Así que ya sabes: si quieres que te llamen para entrevistas laborales, los idiomas y el uso de la tecnología deben estar incluidos en tu CV.
Recuerda a los empleadores los beneficios de contratarte. Para intentar rebajar estas elevadas cifras de parados que superan los 45 años, los distintos gobiernos regionales están poniendo en marcha algunas ayudas para animar a los empresarios a contratar a personas que superan los 45 años. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid anunció hace apenas diez días que va a destinar 80,5 millones de euros para facilitar esas contrataciones: las empresas pueden obtener hasta 5.000 euros si contratan a nuevos empleados de más de 45 años o convierten sus contratos temporales en indefinidos y se espera que la medida sirva para que alrededor de 2.300 desempleados sean contratados. Cuando respondas a una oferta de trabajo o acudas a una entrevista, puedes recordar a tus posibles empleadores los beneficios que pueden obtener si te contratan. El ahorro que puedes suponerles respecto a un trabajador más joven, además de tus conocimientos, habilidades y experiencia, puede decantar la balanza a tu favor. Recuerda que sigue habiendo empresas que valoran la experiencia, la seriedad y el compromiso de los trabajadores senior, sólo hay que encontrarlas.
Activa tu red profesional on line. Si aún no tienes un perfil profesional en LinkedIn, ha llegado el momento de hacerlo. Y si ya lo tienes, no dejes de ampliar tus contactos. Esta red social profesional puede ser la puerta a un nuevo empleo. Allí puedes encontrar ofertas de trabajo, puedes contactar con otros profesionales con los que hacer futuros negocios, puedes compartir tu conocimiento y nutrirte y aprender de lo que comparten los demás. Participa, apúntate a los grupos que tengan que ver con tu sector profesional y comparte experiencias.
Sigue formándote. Nunca es tarde para aprender. Si siempre has querido aprender fotografía, por ejemplo, y nunca habías tenido tiempo para hacerlo, tal vez ahora sea un buen momento. Aprovecha el tiempo libre que te deja tu búsqueda de empleo para seguir formándote, en fotografía, alemán o redes sociales. Todo lo que aprendas puede ayudarte a engordar tu currículum y, además, mostrarte como una persona activa e interesada por aprender siempre va a ser bien visto por tus posibles empleadores. Quien sabe… tal vez esa vieja afición por la fotografía termine convirtiéndose en tu futuro medio de vida.


Imagen: © AndreyPopov – Veer.com

FUENTE:   http://www.careerbuilder.es/blog

No hay comentarios: