domingo, 9 de febrero de 2014

CIUDAD NEGRA


Cierto día se levantó el hombre del suelo
 - se puso en pie -
 y le cayó su peluda piel,
 miró hacia el cielo y el mar
y el azul se metió en sus ojos -
Hemos construido una resplandeciente bóveda celeste encima de nosotros - 
¿no es brillante acero? 
Caminamos en luz. Nuestros miembros están bañados en luz. 
Pero dentro de nosotros sueña un oscuro bosque milenario- 
allí vive un animal, oculto en la maleza: 
por las noches anuncia su hambre con aullidos 
y en un momento de descuido se lanza como un tigre 
y destroza nuestra más hermosa cierva -


 ARTUR LUNDKVIST

No hay comentarios: