sábado, 10 de agosto de 2013

SIN TÍTULO

Dedicado a todos los Ignatius J. Reilly de este mundo.
Que sueñan con destrozar la vida de otros.






He muerto antes de nacer,
Desnudo,
Recorriendo las polvorientas arterias
De las ciudades vacías
Construidas sobre los desmenuzados huesos
De mil generaciones
Perdidas en la noche de los tiempos.

He amanecido
En refulgentes campos de metal
De oxidado hierro
Lleno de aristas
Clavadas al sol
Como bamboleantes aristas
Mecidas por el viento.

He escuchado
Hirientes palabras de sangre
Que buscan arrancar
Las venas del corazón
Con ágiles dedos de experto cirujano
Mientras vagaba
Por los estrechos callejones de la mente
En busca de una respuesta
Que no existe.

He muerto,
Desnudo,
Antes de nacer,
Resquebrajada la piel
Entre aullidos
De lobos humanos
Que con lacerantes garras
Buscaban arrancar mis entrañas
Mientras sonreían complacidos,
Desnudos de sentimientos,
Desnudos de piedad,
Desnudos de humanidad.

He muerto antes de nacer,
Abiertos mis ojos
Al sol negro de la mañana
Que seca mis labios,
Que envenena mi luz,
Que rompe mis sentidos,
Y he huido,
Más allá de cualquier mirada,
Hasta el horizonte próximo
Donde la luz blanca del alba
Acaricia suave
Mis retinas cansadas.


10 AGOSTO 2013

No hay comentarios: