jueves, 31 de mayo de 2012

SIN TÍTULO



Hoy me he dejado escurrir por una lágrima
Y he querido escuchar la voz de mi corazón,
 Pero, ha permanecido callado
Mientras el susurro del aire
Se mecía con voz de tiempos pasados
Por mis ojos cansados de noches olvidadas,
He entreabierto mis labios
Y el sonido del silencio
Ha permanecido como una sombra chinesca
En su comisura
Como una mueca sin forma.

Hoy he ahondado en el tiempo
De  polvorientos recuerdos,
Silentes compañeros de días
Abandonados entre el ropaje usado
De mis sentidos.

Hoy he callado
Y me he dejado escurrir
Por una lágrima
Junto a un rojo atardecer
De palabras no escritas
en las olas.

No hay comentarios: