martes, 18 de octubre de 2011

SPLEEN - ABEL Y CAÍN


Cuando el cielo bajo y denso pesa como una losa
en mi doliente espíritu preso de hondas preocupaciones,
y que desde el horizonte, abarcando todo el círculo
va forjando un día sombrío y más triste que la noche misma;


Cuando la tierra se vuelve húmedo calabozo
en el que la Esperanza, igual que un murciélago,
con alas tímidas vuela y choca en las paredes
y topa con la cabeza en techos mohosos;


Cuando la lluvia al esparcir sus largos regueros
parece imitar los barrotes de una inmensa cárcel,
y que una muda cohorte de horribles arañas
sus redes tiende en los más hondo de nuestra mente,


Hay campanas que de repente con furia aletean
y hacia el cielo lanzan espantosos alaridos,
como si fuesen espíritus errantes y apátridas
que con terquedad se pusiesen a gemir y quejarse


-Mientras, por mi alma, despacio van desfilando,
sin tambores, ni música, largas comitivas fúnebres;
ya vencida, la Esperanza llora, y la atroz Angustia,
despótica, en mi cráneo sumiso hinca su negro estandarte



I


Raza de Abel, duerme, bebe y come;
Dios, compalciente, te sonríe.


Raza de Caín, en el fango arrástrate
y muere miserablemente.


Raza de Abel, ¡al Serafín
le agrada tu sacrificio!


Raza de caín, ¿tendrá fin
tu suplicio?


Raza de Abel, mira
el logro de tus siembras y ganado;


Raza de Caín, aúllan de hambre
tus entrañas cual un perro viejo.


Raza de Abel, caliéntate tu vientre
en tu hogar patriarcal;


Raza de Caín, en tu propio antro
tiembla de frío, ¡mísero chacal!


Raza de Abel, ¡ama y prolifera,
tu oro también crea niños.


Raza de Caín, corazón que arde,
apaga esos apetitos crueles.


¡Raza de Abel, que creces y pastas
como chinches de la madera!


¡Raza de Caín, por los caminos
arrastra a tu familia en ruinas!


II


¡Ay, raza de Abel, tu carroña será
abono del suelo humeante!


¡Raza de Caín, no se cumplió
debidamente tu tarea!


Raza de Abel, he aquí tu oprobio:
¡el arado vencido por el venablo!


¡Raza de Caín, sube al cielo y
arroja a Dios sobre la tierra!

CHARLES BAUDELAIRE

No hay comentarios: