lunes, 6 de diciembre de 2010

CÓRDOBA EN DEFENSA DEL EMPERADOR: "EL FRACASO DE LAS COMUNIDADES"



Uno de los primeros problemas con los que tuvo que enfrentarse Carlos I a su llegada a España fue la sublevación de las Comunidades en Castilla y las Germanías en Valencia y Mallorca. Las Comunidades tuvieron lugar entre 1519 y 1523. Esta sublevación fue un intento por parte de las ciudades de preservar sus privilegios frente a la política de la monarquía, tendente a la concentración del poder.

Los problemas financieros del monarca le llevaron a pedir en las Cortes de Valladolid de 1518 y en las de Santiago - La Coruña en 1520 la concesión de un "servicio" de 200 millones, a lo que algunas ciudades, entre ellas Córdoba, se negaron rotundamente si antes el monarca no atendía las reivindicaciones que ellas le presentaron en un largo memorial. Finalmente este servicio se concedió con la oposición de ciudades como Toledo, Córdoba, Salamanca, Madrid, Murcia y otras. Los procuradores en Cortes por Córdoba, Francisco Pacheco y Pedro Gutiérrez de los Ríos, pidieron que sólo pagaran este servicio las ciudades que lo otorgaron, pero que Córdoba en este caso quedara exenta. No obstante esta actitud contraria a los deseos del monarca, Córdoba, una vez que el rey se convirtió en Emperador, se acomodó a la situación. Para demostrar su actitud en pro del emperador se celebró una fiesta en la ciudad para conmemorar su coronación, donde se corrieron 12 toros y se jugaron cañas.

Dada la actitud de los procuradores de la ciudad en Cortes, Toledo escribió al cabildo cordobés el 15 de junio de 1520 invitándole a que se uniera a la insurrección que Toledo junto a Valladolid y Burgos estaban protagonizando en contra de la Corona. Córdoba rehusó participar en las Comunidades y, parece que alentada por el Emperador, no sólo se manifestó al servicio de él sino que se hizo cargo de mantener el orden en Andalucía. En este sentido escribió a Jaén reprendiéndola por su actitud; procuró calmar la sublevación en Ubeda y Baeza, Sevilla, etc. Parece ser que Córdoba tenía gran fuerza y significación en Andalucía, pues según palabras del corregidor Osorio "estando Córdoba sosegada y pacífica, es bastante para estarlo Andalucía".

Sin embargo, esta actitud no era unánime en la ciudad, pues algunos nobles -Marqués de Comares, de Priego, Conde de Santiesteban, etc.-, y otros miembros del clero -el agustino Fray Juan Bravo-, se mostraron decididos defensores de los comuneros. Por ello la ciudad tomó sus precauciones y nombró una comisión de cuatro caballeros veinticuatro para que aprovisionaran a la ciudad de picas y lanzas con lo que hacer frente a posibles levantamientos, y se hizo salir de la ciudad al Marqués de Comares y otros nobles, y se persiguió a Fray Juan Bravo que predicaba la Comunidad en iglesias y monasterios.

El papel de Córdoba en este hecho no acabó en el ámbito local, sino que tuvo un eco mayor, pues en enero de 1521 presidió una reunión el La Rambla a la que acudieron las ciudades de Andalucía bajo el título Santa y Real Confederación. Estuvieron representadas Sevilla, Jerez, Sanlúcar, Cádiz, Ronda, Gibraltar, Carmona, Arjona, Porcuan, Martos, Torredonjimeno y, más tarde, Jaén, Alcalá la Real, Ecija y algunos nobles andaluces. Era la Contracomunidad. Para la seguridad de la reunión estuvieron protegidos por 400 soldados y acordaron escribir a las ciudades rebeldes invitándolas a que depusieran su actitud, ofreciéndose a su vez a interceder por ellas ante el Emperador.

Cuando los comuneros fueron derrotados en Villalar, la ciudad lo celebró con una gran fiesta popular. El emperador agradeció a Córdoba en numerosas ocasiones su lealtad en momentos tan difíciles.
M.J.G.C.
FUENTE: CAJA PROVINCIAL DE AHORROS DE CÓRDOBA

1 comentario:

Paulina dijo...

Hola

Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog Arroz con Mejillones. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail: paulina.cortez@hotmail.cl

Saludos
Pau