martes, 17 de noviembre de 2009

UN POCO DE HISTORIA


EL NOMBRE DE CÓRDOBA


Pocas palabras se pronuncian tanto a diario en una ciudad como el nombre de la misma, aunque a menudo desconocemos su origen. Los nombres de las ciudades antiguas aportan cierta información histórica, ya que tienen que ver con circunstancias o hechos relacionados con su fundación. Con respecto a Córdoba lo primero que debemos señalar es que ha conservado hasta hoy día el viejo nombre indígena prerromano, con más de veintidós siglos de solera. Y ello por encima de cambios onomásticos circunstanciales, ya en la misma Antigüedad, como el título de Colonia Patricia que recibió en época imperial romana.
Posiblemente Corduba fue el nombre con el que que sus habitantes conocieron el antiguo poblado prerromano localizado arqueológicamente en el área del Parque Cruz Conde, que pervivió incluso después de que el general romano Claudio Marcelo fundara la nueva Córdoba en el solar del actual casco viejo, a mediados del siglo II A.C. Tal debía ser la fuerza evocativa de un topónimo, quizás prestigiado en su entorno territorial por algún poder político al estilo de los régulos o reyezuelos turdetanos, que conocieron los romanos durante la conquista militar del sur de hispania. Lo cierto es que la nueva población creada por Marcelo mantuvo el nombre indígena del lugar. No olvidemos que la nueva ciudad incorporó una parte selecta de la población nativa vecina, como indica el geógrafo Estrabón en época de Augusto, lo cual influiría en ello.
Para el nombre de Corduba se han buscado diversas explicaciones, algunas ciertamente exóticas. El sufijo -uba aparece en los nombres de algunas ciudades de la Andalucía prerromana, así Iponuba, Onuba, etc..., El elemento -Cord pudo esta relacionado con el nombre indígena del río Guadalquivir, llamado Certir segun el historiador Tito Livio, quien cita un personaje de Castulo de nombre Cerdubelo, quizás con similar raíz. En tal caso habría significado "ciudad del río Guadalquivir". O bien pudo tratarse de una forma alternativa de -Tord=Turd-(etani), con el significado de "Ciudad de los Turdetanos" si, como parece posible, ejerció una cierta capitalidad sobre el territorio vecino antes de la conquista romana. El nombre, en todo caso, es indígena, aunque dificilmente puede asignarse a un contexto cultural concreto, al estar la ciudad en una zona de contacto entre dos áreas lingüísticas prerromanas, la tartésica y la ibérica.

El primer documento escrito donde encontramos el nombre antiguo de nuestra ciudad lo constituyen las monedas acuñadas posiblemente a finales del siglo II A.C., en cuyo reverso aparece la leyenda Corduba junto a una figura de Eros. Nuestra ciudad sigue siendo mencionada como Corduba entre los historiadores romanos de fines de época republicana (S.I A.C.).
No obstante, a raíz de recibir el título de "colonia", la más alta categoría político-administrativa que podía tener una ciudad romana, pasó a denominarse Colonia Patricia Corduba, denominación que encontramos en documentos epigráficos y numismáticos de época imperial. El epíteto Patricia alude a su alto rango entre las ciudades del Imperio Romano, y especialmente entre las de la provincia Bética, en ninguna de las cuales se constata ese distinguido apelativo. Pero no sabemos exactamente qué político romano se lo otorgó, quizás Cesar o Augusto.
Los cordobeses de entonces tenían como "denominación de origen" la de Patricienses, como vemos en varias inscripciones romanas. Pero el nombre primitivo, Corduba, no se perdió. Incluso en época visigoda algunos monarcas acuñaron monedas en la ciudad donde vuelve a aparecer simplemente el nombre Corduba, forma latinizada del viejo topónimo indígena que definitivamente fue el que quedó para la posteridad.


(J.F.R.N.)


Fuente:La Caja Obra Cultural - Caja Provincial de Ahorros de Córdoba

No hay comentarios: