miércoles, 21 de octubre de 2009

EL REFRANERO EN LOS ANDALUCES

Calor de marzo temprano, para el campo muy sano.

Saber y saberlo demostrar, es saberlo dos veces.

No tiene juicio quien deja el propio por ajeno oficio.

Para ennoblecer, engordar y saber, tiempo es menester.

No hay cosa más cara que la que se compra con ruegos.

Si hay faja en el Guadiana, agua habrá por la mañana.

Sigue a la sana razón, más que a la buena opinión.

Compra en la plaza y vende en tu casa.

En vino ni en moro no eches tu tesoro.

En casa del jabonero el que no cae, resbala.

La herida más grave es aquella cuyo autor no se sabe.

Vida sin amigos, muerte sin testigos.

Año que da muchas brevas suele dar muy poco trigo.

Quien adelante no mira, nunca puede tener buen fin.

El pudor es un esmalte que prueba y da resalte.

Las miguitas del zurrón por las tardes buenas son.

No hay comentarios: