viernes, 22 de mayo de 2009

La importancia de los contactos para conseguir trabajo

Si bien los contactos pueden hacer el puente para la entrevista, no aseguran el puesto de trabajo ya que en casi todas las empresas primero hay que pasar por el proceso de selección.
Existen varias formas de buscar trabajo, como por ejemplo, a través de las organizaciones dedicadas a reclutar gente, Internet, en el diario y entre la red de contactos personales.

Los contactos, son personas que hemos conocido en diferentes lugares como el colegio o la universidad y que entablamos una amistad. Esto permite que en algún minuto de nuestra vida, nos puedan recomendar cuando se necesita alguna persona en un puesto que podría calzar con nuestro perfil profesional. Ignacio Fernández, profesor de la escuela de psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez, señaló que es cierto que hoy día las empresas de búsqueda de ejecutivo, están teniendo un rol mucho más importante y que las contrataciones de ejecutivos y gerentes se están haciendo crecientemente a través de empresas de Head Hunting, "pero todavía entre el 60% y 70% de las ubicaciones es por contactos. Esto significa que alguien recomienda a una persona para iniciar un proceso de selección". Según Fernández, esto último es súper relevante, porque esa es la distinción con el pituto, "que es cuando tú conoces a alguien y te contratan sin ningún proceso de selección, algo que ya casi no se produce en las grandes empresas".

Actualmente, existe mucha conciencia que hay que hacer un proceso de evaluación de las capacidades de la gente y de los conocimientos en un proceso de elección, aseguran expertos, la importancia del contacto es que hace el puente para la entrevista, pero no te asegura el trabajo.
Maureen Honour, psicóloga laboral, aseguró que generalmente, "los contactos personales es a lo que uno primero recurre en caso de una búsqueda laboral, por lo tanto, son bastante importantes a la hora de evaluar alternativas de reinserción".

Para qué sirven

Las redes de contacto, son el conjunto de relaciones profesionales, que se disponen, y que son gente que sin tener necesariamente una relación personal con la persona, te conocen profesionalmente y pueden opinar sobre ti.

Con respecto a su influencia, hay opiniones diferentes, mientras algunos piensan que todavía tienen mucha influencia en la selección de personal, otros aseguran que los contactos personales sirven cada vez menos "influye cuando hay dos candidaturas idénticas, y efectivamente se va a favorecer al que se conoce respecto del que no, porque efectivamente se le tiene más confianza", afirmó Álvaro Larraín.
En la medida en que las empresas chilenas se han ido profesionalizando, el entrenamiento del personal es cada vez más eficiente, es muy difícil que las influencias por contactos personales jueguen un rol importante, indicó Larraín.

El ejecutivo agregó que una forma de utilizar la red de contactos, es que lo aconsejen sobre el proyecto de búsqueda de trabajo. Maureen Honour, psicóloga laboral indicó que el contacto y el pituto se pueden utilizar dependiendo del momento. "Si uno ya cuenta con un empleo pero quiere "sondear" el mercado, probablemente comenzará por crear una lista de contactos y acudir a ésta. Cuando se está en una terna o a las puertas de ser contratado, el pituto resultará más efectivo, aún cuando en tal caso, un contacto perfectamente se puede convertir en un pituto".

Dónde obtener una red de contactos

Ignacio Fernández, profesor de la escuela de psicología de la U. Adolfo Ibáñez, aseguró que esta red se crea en el colegio, la universidad, los estudios de postgrado, la familia, y hasta en los colegios de los hijos.

Mientras más cercanía se tenga con las personas que toman decisiones (cargos gerenciales o de línea), mejor es el pronóstico que tendrá la búsqueda si deseamos hacer uso de la red de contactos. "También sirve si el contacto es, a su vez, bien calificado por quienes son sus superiores. En este sentido, sería hasta contraproducente ser recomendado por una persona de dudosa reputación o desempeño, ya que aquí cobra relevancia la frase "dime con quién andas y te diré quién eres", indicó Maureen Honour.
Ignacio Fernández, afirmó que es muy importante hacer una mantención, no asociada a un resultado. "Por ejemplo, cuando se usa la red de contactos para buscar trabajo, la persona que recibe ese contacto lo vive como algo muy instrumental, y las redes más poderosas, son las que se fundan en los vínculos desinteresados".

Algo parecido piensa Maureen Honour, "creo que no se debe descartar la posibilidad de utilizarla en alguna oportunidad, por lo que nunca es malo tenerla a mano o mantenerla a través del tiempo (e incluso ir "ampliándola" en la medida en que la posibilidad exista). Esto no significa que estemos cada día pendientes de quienes pueden servirnos a futuro para "agregarla" a la lista, ni tampoco "marketearnos" como una inversión a futuro, sino más bien habla de ir "sembrando" a través de nuestros logros profesionales, de manera tal de que si tenemos la posibilidad de recurrir a alguna persona, ésta ya tenga una favorable opinión de nosotros, entendiéndose que no es fácil "quemarse" recomendando a alguien que tal vez no de los resultados esperados".

Si no tengo una red de contactos, para formar una todo dependerá de la necesidad o nuestro requerimiento. Si tenemos intenciones de ingresar a cierto tipo de empresa, ver quienes son aquellas personas que podrían ayudarnos. Tener claro que un contacto no necesariamente es un pituto, por lo que es menos probable que se alcance un resultado positivo en el corto plazo. A veces, uno no se da cuenta de la numerosa lista de personas de contactos que tiene, hasta que debe "hacer uso" de ésta. Conviene comenzar por las personas más influyentes y más cercanas a nuestras expectativas laborales.

El pituto

Álvaro Larraín, afirmó que un pituto, es una persona que te conoce principalmente en forma personal. "Y que pasando por encima de cualquier consideración profesional, hace lo imposible por que ingreses ingreses en una empresa, aunque no seas la persona que convenga".

Muchos expertos afirman que el pituto no se está utilizando de manera muy frecuente, "porque la probabilidad de un error asociado es muy alto, la posibilidad de contratar a una persona con un desempeño incompetente es muy alta. Dejas contento al amigo, pero metes a la organización a gente que tiene alta posibilidad de ser ineficiente. Y como ahora, tanto en instituciones privadas como públicas, a la gente hay que evaluarla, tiene que entrar la gente más competente".

Con respecto a las diferencias entre la red de contactos y los pitutos, Maureen Honour, señaló que las diferencias van más en la forma que en el fondo. "Si bien ambas implican "facilidades" a la hora de postular a un trabajo, probablemente se obtengan resultados más inmediatos con un pituto, ya que supone una mayor cercanía con la persona que está detrás del requerimiento. En el caso de los contactos, estos no necesariamente se asocian con personas conocidas, sino que conocidos de conocidos, y uno recurre a los contactos independientemente de si hay una oferta laboral concreta o no".

No hay comentarios: