jueves, 23 de abril de 2009

Tengo una palabra guardada para ti,
La tengo escondida
En el fondo acuoso de una lagrima,
En ella no hay odio,
Ni siquiera venganza,
Ni tan siquiera desprecio;
En ella arropada en el viento del sur
Asoma de forma leve una sonrisa
Apelmazada por la angustia
Del silencio que poco a poco
Asoma entre la niebla del amanecer.
Tengo una palabra escondida para ti,
La he guardado en el último
De los cajones de mi escritorio
Entre los múltiples tesoros inútiles
Que voy almacenando,
Pensando que cualquier día desconocido
Puedo hacer uso de ellos
Y embriagarme con un recuerdo no tenido,
Con una caricia no soñada,
Con un rumor de agua no percibido.
Tengo una palabra guardada para ti
Y la he olvidado en el confín de un universo inacabado.



Sin Título V

No hay comentarios: