jueves, 26 de noviembre de 2009

"CARTOGRAFÍA" MENTAL PARA UN MEJOR RENDIMIENTO ACADÉMICO

CIENCIA Y TECNOLOGÍA SOCIEDAD 34


Ontoria sostiene que el uso regular de los mapas mentales en el estudio, así como de técnicas de trabajo grupal y de implicación del alumno conducen a mejores niveles de éxito y satisfacción personal

Olga Pérez Barbero

o.perez@lacalledecordoba.com



La tendencia actual en educación pone el acento en el alumno como protagonista del sistema de aprendizaje. Se pretende que la formación de ahora no sólo se centre en los contenidos, sino en las capacidades o competencias que un alumno debe adquirir en el proceso educativo, lo cual supone una implicación responsable.

La utilización de los conocidos como mapas mentales (basados en la visualización y ordenación de ideas, que, a partir de una palabra central generan una estructura con imágenes, palabras clave...) es fundamental para aplicar el enfoque del aprendizaje centrado en el alumno, según el profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO Antonio Ontoria.

De hecho, una investigación desarrollada en el Grupo Educación, que él dirige, pone de manifiesto que la utilización regular de este tipo de sistemas contribuye, no sólo a mejorar el rendimiento académico del estudiante, sino también su grado de satisfacción personal con los resultados.

Lo más novedoso de este trabajo, que busca ahora su aplicación en el aula, es la relación que se ha establecido entre los citados mapas mentales y el modelo de los cuadrantes cerebrales. considerados como cuatro formas distintas de pensar, sentir, actuar y aprender. Asimismo, se relacionan los mapas mentales con el modelo de las cinco mentes del futuro del psicólogo Gardner (disciplinada, sintética, creativa, respetuosa y ética) consideradas como referentes del trabajo educativo para el profesor, con el objetivo de responder a las exigencias de la sociedad actual.

El profesor de la UCO explica que, efectivamente, el desarrollo de estas estructuras cartográficas hace que se trabaje todo el cerebro y las mentes descritas por Gardner, es decir, que el aprendizaje no sólo tenga un contenido racional, sino también emocional. “Es una idea que sintoniza con la línea de que la persona, como un todo, es la que aprende, y por tanto debe estar toda ella implicada en el proceso. La aplicación en las aulas supone un planteamiento, por parte del docente, de escuela abierta, con una mentalidad flexible, cuya preocupación principal está orientada al desarrollo de capacidades o competencias en lugar de la adquisión de conocimientos. Se parte, pues, de la claridad que tenga el profesor sobre este nuevo enfoque del aprendizaje”, afirma Ontoria.


PUNTO DE ATENCIÓN

Con la convergencia hemos topado

A pesar del éxito de los mapas mentales, el profesor Antonio Ontoria asegura que son poco utilizados en nuestro sistema educativo. Sin embargo, según explica son bastante usados en el sector empresarial para la formación del personal, creación de ideas, alternativas y solución de problemas. Y es que, aunque en el ámbito de la educación puedan adaptarse a todas las etapas, Ontoria asegura que se necesita un cambio de chip por parte del profesor o maestro para aplicar esta técnica de aprendizaje. De hecho, el sistema que promueve, compagina el trabajo individual con el grupal y busca una participación activa del alumnado, tanto en la planificación, como en la ejecución y en la evaluación. Este modelo de aprendizaje centrado en el alumno se ha asumido por el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Sin embargo, Ontoria se muestra discrepante en cuanto a su aplicación, pues opina que el alumno europeo se convierte en un simple ejecutor de la planificación del profesor, cuya función básica debería ser la orientación y tutorización del aprendizaje.


2000-2009 © Copyright El Semanario la Calle de CÓRDOBA

No hay comentarios: